Recent Posts

jueves, 18 de febrero de 2010

F.A.Q. para futuros estudiantes de derecho v2.0

.
Hemos recopilado unos cuantos correos que nos han llegado, con más la siempre divertida estadística que nos informa cómo es que la gente llega a este blog (lo cual nos da una pauta de qué buscan, qué quieren, qué preguntas se hacen, etc.).

Consecuencia de ello, sacamos la v2.0 de nuestro F.A.Q. (a.k.a. preguntas frecuentes) dirigido a futuros estudiantes de derecho, personas que piensan que tal vez estudien derecho, personas que ya están estudiando las primeras materias, etc. La primera versión se puede ver acá.

Como siempre, el disclaimer: el lector deberá ser advertido de que las respuestas que aquí doy no pretenden ser máximas universales aplicables a todo supuesto. Por el contrario, son antes que respuestas, meras opiniones; siempre abiertas a refutaciones o comentarios.

Veamos:

1) ¿Qué tengo que estudiar para ser abogado?

Esta pregunta es, si se quiere, la más naif de todas. Pero —sorpréndanse, sí— es la que más se hacen los que aun no están estudiando derecho (google no miente).

¿Qué hay que estudiar para ser abogado? Bueno, la respuesta es simple: hay que estudiar derecho (o leyes, es lo mismo). Finalizada la escuela, hay que ir a una Universidad (hacer el ingreso, si tiene) y anotarse en la carrera de Abogacía, perteneciente, generalmente, a la facultad de derecho y ciencias sociales, o nombres análogos.

En otros países es similar: escuela de leyes, licenciatura en derecho, etc. No todos dan el mismo título y a veces la práctica de la profesión (abogado) necesita de una matriculación, o de un examen, o de otros estudios, etc. Invito a personas de otros países a comentar cómo es —si es que lo conocen.

Acá en Argentina es bien simple: se termina el colegio secundario, se ingresa en una Universidad donde estudiás la carrera de “Abogacía”. Se termina y se tiene el título de Abogado. Habrá que matricularse en el colegio profesional donde se quiera ejercer y sanseacabó. Para ser juez, fiscal, escribano también hay que ser abogado (vaya confusión). Mejor dicho, esas tareas también necesitan de conocimientos sobre derecho y la única manera de acceder a ellos es estudiar abogacía por más que no vayan a ser efectivamente abogados.

  • Resumido: los abogados estudian derecho en las universidades.


2) ¿Qué consejos dar a quien empieza a estudiar derecho?

Ésta nos llegó por mail; de varias personas.

Es difícil dar un consejo en la medida de que el estudio, la forma de transitar por la carrera y la energía que habrá de dedicársele a ello, es muy personal y variará de lector en lector. En mi caso, dos elementos son clave: (1) Método y (2) Espacio.

Sobre el método.

El consejo básico es preocuparse lo más rápido posible en encontrar un método de estudio. Una forma regular y pensada de recopilar, adquirir, razonar y —para qué negarlo— memorizar información.

Si bien no todas las materias son iguales (no es lo mismo una materia práctica que una exclusivamente teórica), lo cierto es que todas tienen elementos en común: 1) Un material bibliográfico básico, 2) Clases que complementan ese material y 3) Exámenes que [se supone que] ponen a prueba qué conocimientos incorporamos en el curso.

De esos tres elementos tiene que surgir un método; muchas veces lo traen incorporado del colegio, otras veces hay que ir probándolo y ensayándolo hasta pulirlo.

Hay que saber elegir el material, reconocer qué clases sirven y cuáles no, y finalmente saber prepararse para un examen.

Lamentablemente en derecho (y es hasta triste escribirlo) un gran porcentaje de los exámenes son grandes desafíos mnemotécnicos y poco dejan para el raciocinio, la opinión personal y la creatividad.

Las escuelas de derecho se siguen alimentando de la máxima que dice que saber las leyes es saber derecho. Ergo, el curso tratará sobre qué dice la ley y la jurisprudencia sobre un fenómeno o instituto (v.gr. “contratos”, “derechos reales”, etc.) y el examen será reproducir aquéllos datos conforme preguntas que no van más allá de pedir la literalidad de la norma o del fallo en cuestión.

Mi caso particular. El falso profesor. En mi caso, siempre tuve un método cuya eficiencia nunca dejé de poner en tela de juicio, aun que me dio muy buenos resultados. Me conseguía la obra cabecera de la materia, el programa de estudio del curso, y hacía (hago, no sé por qué uso el pretérito) mis propios resúmenes en la computadora: unidad por unidad. No es raro que me quede el resumen más largo que el material original (dado que uno suma, fallos, explicaciones propias, opiniones de otros autores, etc.).

Siempre intenté que una o dos semanas antes del examen, tuviera ya todo resumido (los docentes avisan con tiempo, por lo general, hasta qué unidad o tema se toma en el examen). O sea que de la etapa de buscar-leer-interpretar-resumir, paso a la etapa de “fijar”. Fijar es la peor etapa: memorizar.

Para eso uso un método que siempre me ha servido mucho: doy clases al aire. Me explico: imaginemos que tengo un resumen de la unidad “condominio” en la materia derechos reales; lo que hago es tomar una o dos hojas de mi resumen (hojas A4), las leo en voz alta, giro la silla y me pongo a hablarle a la pared sobre lo que acabo de leer, tal como si estuviera rindiendo un oral frente a un trío de profesores de mala cara.

Si estoy muy aburrido, tal vez haga lo mismo caminando por la habitación e imaginando que estoy dando clase. Ambas situaciones —por payasezcas que parezcan— tienen el elemento en común de no dar margen para el titubeo, el discurso vacilante o confuso. Por el contrario, al dar oral o enseñar, hay que ser claro, conciso, dubitando lo menos posible. Eso me “fuerza” indirectamente a leer de reojo la hoja cuando no estoy seguro de algo y seguir avanzando. Al cabo de unos minutos de hablar, me doy cuenta que esas páginas que le charlé a la pared ya están aprendidas y puedo explicarlas perfectamente en un examen.

Con el pasar de las horas iré avanzando con más páginas y unidades. Al día siguiente repaso lo ya visto y sigo avanzando. Los últimos días intento que sólo sea repasar y lograr seguridad para sentarme a escribir o dar oral.

Siempre trato de hacer un uso meditado del tiempo y de los descansos. El tiempo de estudio sigue el principio de la utilidad marginal decreciente. Por más que querramos estudiar mil horas seguidas, llega un punto donde nuestra capacidad de incorporar y razonar empieza a decrecer hasta que ya estamos zombis; hay que parcelar bien el tiempo y hacer pausas de tanto en tanto para distraerse.

Es verdad que con el paso de los años, y dado que siempre trabajé mientras estudiaba, uno empieza a tener menos tiempo y el método se va haciendo cada vez más complicado de seguir. Pero la mayoría de las materias, las más complicadas y largas las hice de esta forma y tuve muy buenos resultados.

Una externalidad ciertamente positiva de mi método es que mi oratoria mejoró mucho y no tengo el más mínimo nervio cuando me siento a dar un oral. Más aun, como persona que escribe muy lento con lapicera, prefiero siempre dar oral antes que escrito.

En suma, no sé si es un buen método, pero a mí me funcionó maravillas. Es el que creé y que me funciona. Otros fotocopian el libro y marcan con colores; luego repasan y ya están listos. ¡Los envidio! Mi memoria apesta, por lo que necesito todo aquello otro que expliqué para poder comprender, adquirir y memorizar información.

Sobre el espacio

Uno no siempre vive en lugares que nos brindan la soledad, tranquilidad, silencio y paz que el estudio merece. Pero creo que en lo posible hay que tratarse de hacer un lugar de estudio cómodo. Si es allí donde van a pasar horas y horas de sus días por varios años, es mejor que sea un lugar donde nos guste estar, donde estemos cómodos.


3) ¿Gastar plata en libros?

Los libros jurídicos son carísimos. Incluyendo los que están destinados a un público estudiantil. Peor aun, incluyendo muchos de los que, escritos por profesores educados y educadores en universidades públicas, están dirigidos a estudiantes universitarios.

Estudiar aun de fotocopias sale caro. Estudiar es carísimo. En los casos en que no hay posibilidad alguna, nada hay para discutir, puesto que comprar los libros originales no es opción.

Ahora, también es cierto que los alumnos suelen tener un dinero disponible pero sus decisiones de consumo se orientan en otros sentidos, muy loables por cierto (v.gr. joda los fines de semana, ropa, hobbys, etc.).

Por eso, en los casos donde hay una plata que podría ser asignada a bibliografía original, yo sí recomiendo comenzar desde el vamos, a adquirir material. Ir armando la bibliotequita desde que se comienza la carrera. Es la mejor opción, si es que ello es posible, insisto.

Los libros van en la columnita de las inversiones, no de los gastos. Son un capital y no duden un segundo que al terminar la carrera le van a sacar provecho. De no hacerlo, tienen buen valor de reventa y pueden liquidarlos para recuperar algo de lo que invirtieron.

En mi caso opté por ir comprando de a muy poquito. Haciendo gastos en la medida que mi limitadísimo presupuesto me lo permitía. En cada curso —que me reportaba cierto interés— me tomaba el trabajo de averiguar cuál era la obra que cumplía con al menos dos requisitos: completa y actual. Elegí Pizarro-Vallespinos en obligaciones, Mariani de Vidal en reales, fui con Quiroga Lavié en Derecho Constitucional, con Richard-Muiño en sociedades, Alterini en contratos, Cassagne en Administrativo, y un largo etc. Con el pasar del tiempo el ojo se pone más crítico; uno comienza a animarse a criticar a los autores (sí, el ser alumno no es impedimento para ello) y se va dando cuenta que algunos libros no son lo que parecían o que tal vez había mejores opciones antes que el elegido.

Estuve siempre atento a mercados de libros; librerías de usados; ciertos puestitos en ciertas plazas en ciertas zonas tribunalicias de capital (ejem); deremate.com., etc. Donde veía libro barato, bueno y tenía alguna monedita, lo adquiría. Es cuestión de estar atento e interesarse en el tema. Además, no siempre compro libros jurídicos “de los cursos”. Muchos son cuestiones ajenas a las materias, pero que me reportan interés (Filosofía del derecho, teorías de la argumentación, teoría general del derecho, análisis económico del derecho, etc.) .

La clave, entonces, es ir de a poco, comprando lo que se pueda y siempre que la compra sea a consciencia. Reconociendo que es probable que haya alguna plata asignable a libros y cuesta dejar de gastar en eso otro para invertir en el estudio. No deja de ser una decisión personal.

Después de 4 años en la facultad, miro la biblioteca y veo montones de libros. La suma de dinero que representan es sideral. Por eso nunca se crean la auto-mentira de “cuando me reciba y vea un pesito, me empiezo a comprar libros”. No, no van a poder comprar todo junto; peor aun: para ver algún mango, van a necesitar de esos libros cuya compra fueron postergando.

Al entrar al poder judicial, por la tarea que me tocó hacer, los libros fueron mi herramienta principal. Sin ellos, estaba frito.

5) ¿Qué cursos elegir?

Hay que tener en cuenta que estudiar sale caro. El estudio es una inversión de mucho tiempo y mucho dinero (el costo de oportunidad de cinco años de estudio donde asignamos todo nuestro tiempo y dinero a una carrera, es ENORME). Bien podríamos conseguir un trabajo de buena paga y tener mucha plata en el bolsillo. Pero no, preferimos estudiar.

Partiendo de esa base, y con más la suma de que somos privilegiados de estudiar frente a otros que no pueden hacerlo (la universidad es falsamente pública y falsamente gratuita), lo que conviene es tener en claro desde el primer momento qué queremos hacer con nuestro paso por la carrera.

Esto ya lo hablamos acá al preguntaron si la carrera era fácil o no. Bueno, complementamos lo que allí dijimos. Si uno va por la vida averiguando en foros, centros de estudiantes o pasillos cuáles son las materias fáciles, robables, aquélla con las que rápidamente podemos zafar, lo cierto es que estamos tomando la peor y más ineficiente decisión sobre qué hacer con nuestros dos recursos escasos: el tiempo y la plata.

El teorema del estudiante medio debería ser “lo que no estudiás hoy por vivo, lo vas a tener que estudiar mañana”. Si bien es verdad que cuarenta “cuatros” pueden hacer un abogado recibido (en un gran porcentaje de las universidades de nuestro país), lo cierto es que pasar por la facultad raspando pésimas notas y sin aprender absolutamente nada, nos va a generar la necesidad de que al momento de tener que trabajar, haya que estudiar —o aprender— todo de nuevo.

De lo que digo no debe hacerse el argumento a contrario que significa que si uno estudia y saca lindas notas, cuando termina la facu sabe todo y es un genio. Para nada. Mi argumento no debe ser reducido al absurdo. Lo que digo es que de alguna u otra manera la falta de dedicación tiene un efecto directo en el conocimiento general que se tiene del derecho cuando uno termina la carrera y tiene que salir a trabajar.

Es más, el promedio y el analítico con las notas que uno obtuvo en cada uno de los cursos es carta de entrada para las becas, concursos de oposición y antecedentes para cargos docentes, y —obviamente— para entrar a un trabajo “abogadil”. Las notas son mentirosas y no son indicadores directos de la realidad. Pero son indicios de que la persona algún esfuerzo hizo y eso, algún resultado ofreció.

Como me dijo un abogado y docente: “entre dos desconocidos que entrevisto, uno con promedio 4.90 y el otro 7.60, ¿a cuál elegirías?”.

  • Resumiendo: elegir cursos donde se aprenda y cuidar las notas. Cuidado con la radio pasillo y el chusmerío. Generalmente es errado, impreciso y guía de pésimas decisiones.

La seguimos en los comments y en futuros faq´s.

36 comentarios:

Lizzie B. dijo...

Hola Tomás,
me pareció muy interesante tu entrada. Yo ya soy abogada, pero me hubiera gustado contar con estas preguntas y respuestas antes de meterme a Derecho (como se denomina la carrera aquí en Perú). Concuerdo contigo en que la carrera no es nada fácil, es más si quieren hacer algo fácil, no estudien Derecho!
Desde un inicio traten de entender (yo estudiaba con ejemplos y relacionando todo lo estudiado, así se me hacía más fácil) y no memorizar, porque ocurre que luego del examen todo se olvida y aunque no lo parezca, todo en la carrera esta relacionado.
Finalmente, no creo que haya materias fáciles, sino profesores con los que es fácil aprobar un curso, y son precisamente de esos de los que hay que cuidarse porque al final no se aprende nada.

Anónimo dijo...

Lo de las notas para conseguir laburo en una oficina de abogados es un parámetro muy muy muy extremadísimamente relativo.

Es como los examenes, te toman o te rechazan por la cara, la actitud, la apariencia, si sos mujer linda u hombre feo, hijo de tal o cual abogado/político/ etc etc.

Ademas, te hacen fregar el piso por dos con cincuenta, no importa que en la facultad hayas sido el einsten o el Jamito del grado, -o el bart simpson, para ser mas actuales.

Decime si cuatrocientos pesos por un laburo de ocho horas es un sueldo digno. Y eso es lo que pagan a un recien graduado, y a uno que ya tiene varios km. recorridos, tambien. Total te dan la chance de "tener tus propios casos dentro de mi estructura", los cuales, según el acuerdo, se dividirán o no en sus beneficios.

Como fuere, si no tenes la suerte de pegar buenos casos, contactos al efecto, clientes, etc etc etc. ñácate, a las notas te las guardás en el cajón de las satisfacciones personales.

Lautaro dijo...

¡Qué comentario de mierda ese en inglés, borralo!!! Mi experiencia es similar a la tuya en el método y tiendo a estar de acuerdo con lo que decís sobre el estudio.

Mis reservas van en cuanto a los libros. Existe una histora de la lectura, que hasta hace un siglo era relativamente universal pero ahora eso está comenzando a cambiar.

Pero, e´n síntesis, quienes no leen libros, leen por computadora,y cada vez son más. Aunque tiene un costo de concentración porque quienes aprendieron a leeer y pasaron 20 o más años de su vida leyendo libros de papel, después les cuesta mucho hacerlo por compuitadora, ahorra tiempo y dinero, y la bibliografía es amplia. No es completa y no se sale de ciertos lugares comunes, pero te permite ahorrar la fotocopia y la compra del libro.

Si al e-book lo complementamos con un programa como el Adobe CS4, podemos maracar los libros y ponerles notas a los programas digitales, facilitando la comprensión aún más que con el tradicional apunte a título y desarrollo.

con este método descubrí a Gordillo en Administrativo y Perelman en Retórica. Por lo demás, no comparto tus elecciones para las materias. Tal vez te obligaba el programa, aquí van mi dilectos, jajaja:

Civil I: Llambías con complementos jurisprudenciales y doctrina actualizada de la Ley o Jurisprudencia Argentina (acudo a la biblioteca del tribunal para esto)
Civil II: Abad (un apunte escrito hecho por un estudiante que cumple con las tres e de la economía: Eficaz, Eficiente y Efectivo - rercopilaba las opiniones de cuatro o cinco autores de las obligaciones. Fue la única materia donde me aproveché de él, pero debo reconocer que sabía lo suyo, por lo denmás el único apunte valioso que conozco).
Civil III: Lorenzetti y Fernando López de Zavalía, cabecera.
Civil IV: Musto - porque es la universidad de él, el programa se sigue segúun su libro -, Laje.
Civil V: Belluscio - era suficiente, ni más ni menos-. Aunque conservador. El derecho de familia tiene el conjunto de tratadistas más chupasirios de la doctrina jurídica. Se salva por mérito y pluma Graciela Medina, de quien estoy esperando que publique su tratado, jaja.
Civil VI: Ahora no me acuerdo los dos libros que usé qué nombre tenían.
Intenacional Privado: Boggiano y apuntes de cátedra.
Derecho Administrativo: Marienhoff (completo pero una posición política inaceptable, no apto para la democracia) Gordillo (excelente) y Dromi (incompleto e inaceptable, no apto para la democracia)


bueno, continuaré luego, pero más o menos, ese es mi surtido de materias

Tomás Marino dijo...

Anónimo: lo que decís es difícil de refutar. Pero igual mi consejo de mantiene. Frente a los dos escenarios (uno, donde las notas no nos van a servir; el otro, donde sí sirven) sigue siendo más conveniente intentar tener un promedio decente.

Lautaro: trato de no hacer demasiada alaraca sobre formas de acceso a bibliografía alternativa cuya legalidad pueda ser discutida. Pero sí, sin duda que hay montones de libros digitalizados (pdf´s) a los cuales cualquier persona puede acceder. Creo que todos lo sabemos ;)

Siempre tengo en el iPod mi colección digital; que al día de hoy es enorme!. Más que soy una persona cuya organización de estudio y trabajo, está íntegramente informatizada (me reconozco como un geek).

Pero aun así, prefiero el libro de papel. No sé, es elección personal. Tal vez capricho; aunque en cuestiones complicadas y cuando necesito ir consultando a muchos libros, me resulta más cómodo el papel. Muchos pdf´s abiertos por ahi, y eso, me hacen mucho lío.

Por lo de los libros, está bien; cada uno va con sus autores. En realidad mi lista fue ejemplificativa y a título de estudio, no de ejercicio profesional. Quiero decir, no es lo mismo el libro con el que se estudia una materia, que aquél con el cual se ejerce. A veces coinciden, pero otras veces no.

En contratos, estudiar con los cinco tomos de Zavalía, o los tantos otros de Lorenzetti me fue totalmente imposible. Sólo hice esa epopeya con la segunda parte de obligaciones, que de Alterini, pasé a Pizarro-Vallespinos. Pero por lo demás, es muy difícil preparar una materia con una obra de cinco tomos. Sólo la usaría como consulta, pero no como obra única

Ahora, en el trabajo es distinto. Ahí uno se nutre de todos los autores. Sea que opinen distinto y haya que elegir visiones, o sea que opinen igual y sean argumento de autoridad para una postura X.

Salute.

Lautaro dijo...

Muchas Gracias Tomás. Estoy de acuerdo. Quizás mi aporte va por el lado de quienes son del interior - como yo -, entran al blog, y piensan que comrpar un libro puede ser una decisión prohibitiva. Aclaro que a López de Zavalía y Lorenzetti los usé como modo de complementación del dictado de clase. Esto es, lo que no se había completado con la clase del profesor, se acudía al libro.

En las otras materias los libros fueron fuente principal.

Saludos

Anónimo dijo...

¿Por que la necesidad de refutar? solamente comenté mi experiencia y la de mis colegas.

Mas vale que tener buenas notas va a ser mejor que no tenerlas, pero acaso, cuando seas abogado y puedas cambiar en nombre de tu blog pues tu deseo ya va a estar cumplido, puedas tener otro panorama.

Si estas como efectivo en el poder judicial, tal vez no la pases mal, que se yo. Depende de la experiencia de cada uno. Hay gente que concursó mil veces y no entró, otros que entraron por mérito propio, etc. etc. La experencia de cada uno es válida, sobre todo si la comparte con otros.

Saludos a todos y a seguir estudiando!!!!

Tomás Marino dijo...

Anónimo. tal vez me expresé mal. Quise decir que lo que comentaste es muy cierto y muchísima comenta lo mismo que vos.

A eso me refería!

saludoss

yamil Joel dijo...

Para el tema de "los libros" que panteas, considero que es un arma fundamental para el desarrollo del estudianta, tristemente siempre quizas no se pueda, personalmente hace 2 años que no se lo que es un fin de semana de joda, pero cada vez que en mi bibliotequita veo el tratado de Donna se me pianta un lagrimon. Todo esto no es gratuito CLARO, es del esfuerzo diario de patear tribunales - y la verdad... que cometiendo el delito del 247 del cpenal por omisión-. Me gustaria saber que opinas sobre el alumno que trabaja, ya que al ser un seguidor del blog, me pareció que nunca le dedicastes un post.
Saludos

yamil Joel dijo...

pd: perdon por las faltas de ortografías de arriba... hoy fué un día muy largo para esta joven alma del derecho...

Michael dijo...

Buenas,
Estoy de acuerdo con la entrada menos en la parte que afirmás, y reafirmás, que estudiar es carísimo... y que "la universidad es falsamente pública y falsamente gratuita".
No veo porque una Universidad pública gratuita sea "falsamente gratuita", ¿te referñis a que de algún modo la termino pagando con mis impuestos?. Por otro lado, en fotocopias máximo $200.- por materia no invertís. Digamos que hacés 3 materias, son $600.- por cuatrimestre, no me parece para tanto. Además podés leer de la biblioteca de la Facultad, comprar libros usados, algún libro prestado por un libro, ebooks, si trabajás en un estudio jurídicio en la biblioteca de la misma. Es más, debe ser la carrera más barata de todas.

Saludos!

Tomás Marino dijo...

Me refiero a que en la facultad no veo gente pobre. (*)

La gente pobre tiene que trabajar para comer y vivir y yo no.

No creo que sea cuestión de cuánto sale un libro o si se consigue material por becas que hacen las fotocopias más baratas.

Ir a la facultad implica dedicar muchos años y gran parte del día a hacer una actividad que —si bien implica una inversión a futuro— tiene un costo de oportunidad, inmediato, de gran cuantía.

Aun sin pagar absolutamente nada "dentro" de la facu; todos tuvimos una familia que nos pagó la comida, el techo, el entretenimiento, la vida en general, mientras hacíamos cosas no-rentadas como ir a cursar, leer, estudiar, etcétera.

Hay quienes no tienen eso y tienen que trabajar, y como consecuencia de ello, no pueden estudiar.

Ojo, hay lugares donde se trabaja muy bien con becas, y hay personas que hacen esfuerzos inhumanos y lo logran. Pero lamentablemente son los menos.

Yo entro a la facu, pública, y sigo sintiendome un tipo tremendamente afortunado.


(*) Término feo, lo sé. Me refiero a cualquier persona cuyos recursos, o contexto social/familiar/etc., no sean los suficientes para poder llegar al estudio universitario.

Pablo dijo...

Buen post, llego tarde pero valía decirlo igual.

Estoy gratamente sorprendido: estudiamos de la misma manera. Aunque mis resúmenes en general son mucho más cortos que la bibliografía original, porque los hago a las corridas y sobre la hora.

Salute

Llanero posmoderno dijo...

Hola. Pues es bien cierto lo afirmado en este excelente blog. No sé en los demás países hermanos de Latinoamérica, pero en México la carrera de licenciado en Derecho o abogado es muy menospreciada socialmente, por lo menos es la percepción que tengo, a partir de diversas experiencias personales que he tenido (incluso una novia que tuve me decía que lo que yo estaba estudiando lo sabía cualquiera, y que estudiándolo en fines de semana se podría aprender la profesión -?-). Y, los que somos abogados, nos hemos dado cuenta de que para nada es fácil estudiar esta profesión, y mucho menos es fácil su ejercicio pragmático. Es verdad, que cuesta mucho en diversos aspectos, estudiar esta carrera. Me ha tocado ver compañeros y alumnos que terminan su formación a nivel licenciatura, y en el momento de la verdad, no saben la o por lo redondo. Hay muchos vicios en cuanto a la forma de estudiar, y eso se refleja en el momento en que el novel abogado no es capaz de descifrar un sumario, un expediente o argumentar en una audiencia. Las sugerencias planteadas en este blog son excelentes, y sí, es muy cierto, la formación a nivel licenciatura es de más tipo memorístico, que de razonamiento, de ahí que los problemas se empiezan a sufrir en el desempeño profesional. Saludos cordiales desde México.

Anónimo dijo...

muy buena la entrada, me a ayudado a tomar la decisión de comenzar la carrera de derechos,
en fin aquí se deja al descubiero que lo importante no es haber conocido el camino, sino recorrerlo. Desde ya mil gracias.

Anónimo dijo...

CORRECCIÓN:
"LEYES" Y "DERECHO" NO ES LO MISMO.
EL DERECHO ES EL ARTE DE LO JUSTO, ES DAR A CADA CUAL LO SUYO, MIENTRAS QUE LAS LEYES SON EL INSTUMENTO DEL DERECHO PARA ALCANZAR SU OBJETIVO QUE ES LA JUSTICIA, EL BUEN VIVIR.

Anónimo dijo...

Realmente me encanta tu blog, es mas que excelente y ademas me es de enorme "guia", ya que estoy por empezar la carrera y ya de antemano me interesaria saber como hiciste para averiguar cual era la mejor bibliografia para la materia. Yo estoy leyendo "Introduccion al Derecho" de Abelardo Torre mas o menos para prepararme un poco mentalmente para lo que va a venir en la carrera y realmente me parece excelente el libro...¿Abeledo-Perrot es en general una editorial que tiene muy buenos libros para todas las materias de la carrera de Abogacia? ¿Podrias tal vez darme una mano como hiciste a averiguar con cual libro aprender para no tirar dinero? Y no pienses que es que soy vago para buscar en Internet, de hecho lo hice, pero uno muchas veces termina en foros y una nunca sabe si es de confiar o no...¿Tenes alguna pagina de la cual sabes que los libros que se recomiendan ahi son buenos o podrias vos hacer una listita con los libros con los que vos fuiste preparando las distintas materias? Muchas gracias, y otra vez felicitaciones por la pagina.

Anónimo dijo...

PARA MI ESTO ES GENIAL

Anónimo dijo...

esto es ++++ o ------ genial

Anónimo dijo...

YO QUERÍA ESTUDIAR ABOGACÍA PORQUE ME ENCANTA TODO LO RELACIONADO CON LA JUSTICIA, Y DEMÁS. Pero como que me estoy arrepintiendo. :|

Anónimo dijo...

Yo quiero ser abogada; porque quiero ser abogada.Porque quiero ayudar a mujeres y hombres que esten en la carcel siendo inocentes y que no tienen dinero para un buen abogado gratis.Alas personas de bajos recursos jamas les cobrare pero ala gente que si tiene dinero si lo hare.Mariana Hernandez

emanuel rua dijo...

Interesante, todavía no termine el secundario, no se si lo lograre algún día, tengo 17 años... Pero por el momento creo que apostare a las ciencias jurídicas, mi papa es abogado, le costo un montón y se caga de hambre. Sin embargo, sin mucho conocimiento sobre la carrera, me gustaría recibirme y con las mejores notas posibles, es cuestión de esfuerzo. Muchas gracias...

Anónimo dijo...

dios!! leer tanto en internet sobre la carrera ya me esta cansando!!tengo 38 años y voy a estudiar derecho,mi cuenta pendiente.. y lo voy a hacer sin leermas nada sobre la carrera, porque me hecha para atras.. se que es un camino dificilpero si no lo intento no lo sabre nunca,, estudie otracarraera al salir del secundario y me falto un año para recibirme, realmente no me gustaba mucho.. mi tecnica de estudio era igual a la tuya, llenaba las paredes de hojas blancas y las usaba de pizarron como si diera una clase, hablaba sola, parecia loca, pero fue la mejor tecnica,la recomiendo suerte a todos.nati

Yanira Guatemala dijo...

Hola ya voy en el tercer aÑo de la carrera y hasta hoy c me ocurrio buscar consejos sobre ella y ps creo q fue una muy buena idea pondre en practica lo de "el profesor falso"jejeje les contare como me va por que no logro sacar teoria del proceso y esa clase es del semestre pasado y la estoy repitiendo :(

Micaela Lance dijo...

Yo tengo 14 años , pero me interesa y mucho la ed.civica
de grande quiero sr abogada.

Anónimo dijo...

Fascinante, sin lugar a dudas el bog y cada uno de los que comentaron hicieron un aporte extraordinario, estoy por empezar la carrera a los 21 años, me faltan 9 materias para recibierme como tecnico en higiene y seguridad industrial pero no es lo que me llena, hace mucho que vengo cuesta arriba en una carrera que elegi solo por salida laboral y espero les sirva a quienes estudian algo que no les gusta (dense la oportunidad de reelegir) porque van a ganar frustraciones y eso tarde o tenprano afecta ya sea como desempeño profesional o esfuerzos sobrehumanos en preparar un examen y pensar que a fin de cuentas no te ves como preofesional. Por esata " sencilla rezon" comienzo abogacia, y espero poder recibirme y poder trabajar en algo que en realidad me sienta orgulloso.. Espero les sirva a quienes titubean en la carrera que fuese (ingenieria, tecnicatura, licenciatura, etc) y por el motivo que fuere no sigan algo que no les gusta, se los dice alguien a quien le falta 6 meses para ser profesional en higiene y seg, y claro, no los voy a terminar..

PD:disculpen las faltas de ortografia, es que escribo desde BB..Mauricio.

ronald dijo...

bueno todo está bonito florido esplendido etc pero la verdad de la milanesa esta despues de tus estudios todo cambia y es asi todo lo que aprendiste en la academia se lo llevan los demonios no te sirve de nada el derecho es practica ya otros sabios lo dijeron la practica hace al maestro y en esa practica te olvidas todo lo que fueron tus ideales de justicia honradez y todo lo demás litiga y te darás cuenta como es ese mundo tenebroso y oscuro donde todo se compra y se vende¿quien cumple con la ley? nadie y si quieres vivir tienes que adaptarte a ese mundo que hay excepciones y las hay pero ¿donde? pero desgraciadamente alguien tiene que ocuparse de lo sucio así de simple para elegir esta carrera piénsalo bien no tengo resentimiento por esta carrera solo que advierto que para ejercerlo hay que tener mucho estomago yo lo soy y no tengo buen estomago ¿que habré visto? adivina adivina adivinador pero si estoy seguro que los que ejercen si lo saben es mi opinión

Anónimo dijo...

Bueno yo sinceramente quisiera una opinion sincera.. y realista estoy a punto de estudoar derecho mucha genta desanima por el echo de q existen demasiados abogados ... nose estoy firme en mi desicion de estudiar derecho pero pa verdad pienso y me desanimo un poco..

Paola Restrepo dijo...

Hola me gusta,mucho tus consejos con respeto al estudiar derecho aveces me siento un poco confundida,pero creo que eso nos pasa a todos,gracias, por tus consejos se que me van ayudar mucho...

Web Cicapp dijo...

Somos CICAPP Consultoría, S.A. de C.V. y contamos con la autorización para ofrecer y organizar cursos de la compañía “John E. Reid & Associates” en México y el resto de los países de Latinoamérica. Los invitamos a ver nuestro calendario de Cursos de las Técnicas Reid de Entrevista e Interrogatorio en México. La “Técnica Reid” es la más usada en el mundo para el cuestionamiento de sujetos.
http://www.cicapp.net
¡Estamos a sus órdenes!

Anónimo dijo...

abogasia es muy bueno te ayuda a solucionar cosas que uno no puede recuren a la ayuda de algun profecional que aya de ser adogado, por eso todo el mundo tiene un odogado ami me gusta ser adogada

Cinthia Ortiz dijo...

Hola soy angela estoy a punto de estudiar derecho y quisiera que me orienten con el examen de admisión.

Cinthia Ortiz dijo...

Hola soy angela estoy a punto de estudiar derecho y quisiera que me orienten con el examen de admisión.

abogados de seguros dijo...

muy buen artículo, es importante tener un vocación para esto, saludos

Anónimo dijo...

Estimados, los invitamos a revisar la página en Facebook: https://www.facebook.com/videosdederecho/
La que va de la mano con el sitio en internet: http://videosdederecho.blogspot.com/

En ella estamos juntando y ordenando todos los videos, charlas, conferencias sobre Derecho en nuestro idioma. Resulta difícil encontrar videos específicos de derecho en internet o YouTube, ya que aparecen muchos que no tienen relación directa. Por ello hemos hecho el esfuerzo por catalogarlos para que puedan llegar más rápido a la información que buscan.
Ya tenemos más de 660 videos en el sitio.

Saludos cordiales

Anónimo dijo...

hola chicos quisiera saber que opinan para ir armando la biblioteca si un codigo civil y comercial comentado o un codigo procesal civil y comercial comentado u penal comentado o algun otro aporte que puedan hacer bienvenido sea

SERVIZIO.FINANZA dijo...

Hola,
Oferta de préstamo en 72 horas.
Hola Tienes problemas financieros? Cuál es el problema con el prestigio de los bancos locales y otras instituciones financieras. Por favor, consulte esta dirección de correo electrónico: servizio.finanza34@gmail.com

Publicar un comentario