Recent Posts

martes, 21 de julio de 2009

Cómo presentar escritos en la justicia.

.
Yo no sé si alguna cátedra en alguna facultad está pidiendo a sus alumnos que averiguen las pautas de presentación de escritos judiciales o es mera casualidad. Lo cierto es que han entrado últimamente al blog unas cuantas personas que buscan conocer la forma en que deben ser presentados los escritos judiciales.

Me siento mal, por que el blog a) no lo escribe un abogado y b) en el blog no hay información sobre eso.

Asi que vamos a tirar un centro para aquellos internautas que —por accidente— terminan en este blog. Como ven, en QsA, nos vendemos a cualquier postor. Vemos qué se demanda y respondemos. ¡Qué bajo hemos caído en estas falsas vacaciones che!



Sobre los escritos judiciales

/Post cuya forma está dada por las distintas búsquedas que nos llegan desde google/

1) ¿Hay una ley que diga cómo deben ser presentados los escritos judiciales?

No. Ley no. Pero en el ámbito de la Provincia de Buenos Aires, la Suprema Corte tiene un acuerdo (en clase mal llamada "acordada"), el número 2514, que regula tanto para abogados como para jueces, la forma en que deben ser presentados los escritos y resoluciones, respectivamente.

2) ¿Es obligatorio cumplirlo?

Claro.

3) ¿Se cumple?

No siempre. En muchísimos casos no.

4) ¿Cuáles son las pautas que pide la Suprema Corte?

Refiriéndonos sólo a lo que respecta a los escritos de los abogados y sólo a lo que refiere a la cuestión técnica, la Corte te pide en su artículo 5to:

5. Deberá utilizarse para la confección de los escritos papel obra primera alisado (Norma IRAM 3100) de 70 gramos , como mínimo. Las medidas sugeridas, con el objeto de lograr uniformidad de los expedientes, serán de 29,7 cms. de largo por 21 cms. de ancho (Norma IRAM 3001, Formato Final "A 4"). Deberá observarse un espaciado doble con un máximo de 30 líneas por carilla y utilizarse tanto el anverso como el reverso de cada hoja. Deberá dejarse, como mínimo, un margen izquierdo de 5 cm , un margen derecho de 1,5 cm (los que se invertirán en el reverso), un margen superior de 5 cm , y un margen inferior de 2 cm .

Podrá escribirse en una densidad de 10 ó 12 caracteres por pulgada ( 2,54 cm ) y estos no podrán tener un cuerpo o tamaño inferior a 12 puntos por pulgada.

Podrán utilizarse hojas de arrastre continuo en tanto satisfagan las especificaciones anteriores, eliminándose las tiras laterales perforadas.


(Recordar que el acuerdo en cuestión trata también los escritos que emergen de la administración de justicia y la conformación de los expedientes judiciales)


Vamos a tratar de explicar qué significa cada cosa.


1) Papel obra primera alisado (Norma IRAM 3100) de 70 gramos , como mínimo.

Se refiere a que no hay que comprar hojas de calcar. El peso —gramaje— define la calidad (grosor) del papel y permite que la tinta no se trasluzca para el reverso, ni que el papel se rompa fácilmente. El tratamiento que el papel va a tener en los expedientes es muy violento, y empeora con el paso del tiempo. Lo de "Norma IRAM 3100" no es de demasiada importancia; son normas que establecen la aptitud de un determinado producto para cumplir el fin al que esta destinado. Están regulados por el Instituto Argentino de Normalización y Certificación.

En criollo, basta ir a una imprenta y comprar una resma de papel obra (el tradicional que compramos para tareas de oficina) cuidando el gramaje. Que 70 gramos sea el mínimo no quiere decir que 120 sea ideal. Papeles muy pesados son muy tediosos de manejar, además de ser mucho más caros.

He visto muchas personas elevar plegarias al Señor por abogados que presentan semi-cartones en lugar de hojas. Doy fe que algunos parecían chapas de metal. Eso no es positivo, diría Cobos.


2) Las medidas sugeridas, con el objeto de lograr uniformidad de los expedientes, serán de 29,7 cms. de largo por 21 cms. de ancho (Norma IRAM 3001, Formato Final "A 4")

Ergo, comprar A4. No oficio ni A3 ni Carta. A4. Es un estandar requeteconocido que no merece mayores explicaciones.

3) Deberá observarse un espaciado doble con un máximo de 30 líneas por carilla y utilizarse tanto el anverso como el reverso de cada hoja.

Acá, en tren de hacer uniforme la presentación de los escritos, intentan dejar un tope máximo de líneas por carilla. Buscan, al hablar sólo de máximo, que los letrados no busquen ahorrar hojas escribiendo miles de líneas en una sóla página, haciendo imposible su lectura.

No habla de mínimo, lo cual es un error. Tan incómodo es de leer el exceso de líneas por página, como el abismo entre línea y línea (interlineado excesivo). Creo que debería haberse planteado un número fijo o un min-max como para una mejor organización.

Además hay una suerte de error. La Corte habla de "espaciado doble" con "máximo de 30 líneas", lo cual es practicamente imposible si uno se apega a los márgenes que luego solicita. Con un espaciado doble (de valor 2) y sumando los márgenes que la acordada menciona, quedan mucho menos que treinta líneas. Ergo el número se desvirtúa en sí mismo.

Acá un ejemplo de interlineado 1,5 (a mi entender, el más cómodo de leer) donde nos quedan 30 líneas perfectas:


Click en la imagen para agrandar


Pero si usamos el interlineado doble a que hace referencia la Corte, el máximo de 30 líneas deviene en irrelevante. Siempre nos quedan menos:


Click en la imagen para agrandar



¿Entonces? Muchas cosas terminan de definir la "cantidad de líneas por página" (del criollo "cantidad de texto por cada carilla"). No sólo el interlineado, sino los márgenes, el espacio post y pre párrafo, el tamaño de la tipografía, etc.

En lo que a comodidad se refiere y en cumplimiento con el acuerdo de la Corte, creo que si se respetan los márgenes y con una mínima separación entre los párrafos, el interlineado de 1,5 es el más cómodo para su lectura. Hace que no se extienda demasiado el texto, a la par que evita que se incluyan excesivas líneas por carilla, dificultando su lectura.


4) Deberá dejarse, como mínimo, un margen izquierdo de 5 cm , un margen derecho de 1,5 cm (los que se invertirán en el reverso), un margen superior de 5 cm , y un margen inferior de 2 cm .

Es verdad que los márgenes, a primera vista, parecen caprichosos y hasta antiestéticos. Pero tienen su razón de ser.

Para los nóveles estudiantes una explicación que no es vana: los escritos judiciales van a parar en su gran mayoría a "expedientes", que son carpetas muy curiosas que van dando forma al suceder histórico de un proceso judicial. Su formación también está reglada (también por vía de acuerdo) y tienen todo su folclore. Basta decir por ahora que necesitan espacios definidos para su encuadernación (el margen interno por donde van a pasarlos ganchos o los hilos de costura del expediente) y espacio para su sello de numeración (foliatura) donde los empleados del juzgado van a ir poniéndole un sello a cada una de las hojitas que se ingresen al expediente, junto con un número (el famoso número de "foja", palabra que en este blog, odiamos con mucha energía)

Los márgenes son, entonces, los siguientes :

  • Izquierdo: 5 centímetros
  • Derecho: 1,5 centímetros
  • Superior: 5 centímetros
  • Inferior: 2 centímetros.

Algo así debería quedar:

Click en la imagen para agrandar


¿Qué es eso de "se invertirán al reverso"?

Doy fe de que en este tema algunos no logran encontrar el botón adecuado. La "inversión" a que se refiere, es la lógica consecuencia de que el propio acuerdo define el uso del anverso y el reverso de la hoja. Esto es, se usan ambas carillas.

Quiere decir que los márgenes deben estar definidos a los fines de la encuadernación y por tanto invertirse en las hojas pares (caras internas).

¿Cómo se hace?

En Word hay que ir al menú "Archivo" y luego a "Configurar página". Allí configurar los márgenes y luego elegir la opción "márgenes simétricos". Así:

Click en la imagen para agrandar


Para los usuarios de la manzanita, en la suite iWorks, el Pages nos permite obtener igual resultado clicando en "páginas opuestas" por encima de la configuración de los valores de los márgenes. Así:



¿El resultado? Nos debería quedar una y una. Así:


Click en la imagen para agrandar


¿Y si no lo hago así? Si no se configura esta opción, todos los márgenes van a quedar configurados de igual manera. Ergo, cuando en el juzgado den forma al expediente, los hilos o ganchos de la carpeta van a pasar por una buena tajada del texto en las hojas pares.

Así, si nuestro escrito inicia el expediente, la foja 1 (página 1 de nuestro trabajo) se va a ver hermosa y con los márgenes prolijos en tanto la foja 1/vta (se lee "Foja 1 vuelta", o sea la página 2 de nuestro trabajo) va a ver inmerso la mitad del texto dentro de los ganchos o hilos del encarpetado.

Quien quiera leer esa página va a tener que hacer una fuerza enorme para separar las páginas y poder acceder al texto que quedó oculto. Demás decir que va a forzar a las páginas al punto de casi romperlas, y probablemente eleve alguna plegaria al Señor.

  • Para los estudiantes: los expedientes no se numeran en los reversos. Sólo en los anversos tienen el número de Foja (imaginemos, por ejemplo, foja 345) y el reverso no tiene ni sello ni número dado que se lo llama, siguiendo el ejemplo, foja 345/vta o "vuelta", o similares. Dependiendo del juzgado o de las costumbres. Ergo. un cuerpo de expediente que tiene 200 fojas, tiene en verdad 400 páginas o carillas.

5) Podrá escribirse en una densidad de 10 ó 12 caracteres por pulgada ( 2,54 cm ) y estos no podrán tener un cuerpo o tamaño inferior a 12 puntos por pulgada.

La densidad de caracteres por pulgada busca evitar que empujemos a las letras unas de otras generando una lectura incómoda. No es un valor que merezca la pena considerar puesto que el valor standard ya es suficientemente cómodo como para modificarlo.

Así sería si no tocamos nada:

Click en la imagen para agrandar


Y si nos metemos con dicho valor, podemos meter la pata. Ejemplos:



Click en las imágenes para agrandar

La densidad por línea suele acomodarse si el texto (párrafo) está correctamente justificado. Esto quiere decir que se acomodan los espacios automáticamente de manera de hacer coincidir el final de la línea con el margen configurado.

Si bien en los blogs (y muchos papers) está siendo reconsiderada la no-justificación, en los textos académicos tradicionales y los judiciales, no queda muy prolijo. Por lo tanto, hay que justificar nuestros escritos.

¿Cómo? Es fácil. Se busca el iconito que coincide con la descripción dada. El último de la derecha de estos:

Entonces:

Don´t (sin justificar):

Click en la imagen para agrandar

Do (justificado):


Click en la imagen para agrandar



Sobre la división de palabras:

La diferencia entre el justificado de los libros tradicionales y el que realizan los procesadores de texto en forma predeterminada (es decir, sin que configuremos nada) es que en aquéllos se usa la división de palabra. Esto quiere decir, que el espaciado entre los caracteres y las palabras es siempre el mismo; si una palabra al llegar al final de la línea se ve entrecortada, se divide por medio de un guión (hypen, en inglés) para continuar en la línea siguiente.

Justificado tradicional sin división de palabras:


Click en la imagen para agrandar


Justificado con división de palabras:

Se pueden ver los guiones que dividen la palabra para que continúe en la línea siguiente

Click en la imagen para agrandar


Cómo se hace:

En Word, esta función es llamada Hypenation (que viene de hypen, el guioncito más corto de todos "-") y puede ser configurada en el menú herramientas/lenguaje/hypenation.



En Pages basta clickear en "división de palabras" dentro del inspector, en la sección de configuración del documento:



Sobre el tamaño de la letra:

En este punto se nos pide que no bajemos de 12. Y está perfecto. La complicada y vertiginosa tarea del abogado tiene su espejo del otro lado del mostrador, donde hay personas que pasan horas y horas, mañanas enteras, leyéndoles sus escritos. Menos de 12 puntos en la tipografía sería realmente un fastidio.

Todos los ejemplos gráficos anteriores están realizados con Times New Roman tamaño 12.



Dos cosas que la Corte no dijo:


1) Elección de la tipografía

Nada dice. No pide que usemos la Courier que la justicia heredó del viejo Lex que corre bajo el arcáico MS-DOS ni que usemos la super-estandar Times New Roman. Queda a elección de cada abogado.

Por lo general, deben distinguirse dos grupos. Aquellas letras que poseen Serifs y las que no lo poseen (san serif). Los serifs son pequeñas terminaciones gráficas que posee el caracter. En imágenes es más sencillo de entender:

Fuente: Wikipedia

Y las diferencias no son pocas:


¿Cuál conviene?
Suele decirse que las tipografías con serifs son más cómodas para la lectura. Rara vez verán un libro completo escrito en una tipografía sin serifs (arial, helvetica, etc.), no obstante éstas son preferidas en el entorno cibernético. En Wikipedia, la explicación parece ser clara:

In traditional printing serifed fonts are used for body text because they are considered easier to read than sans-serif fonts for this purpose. Sans-serif fonts are more often used in headlines, headings, and shorter pieces of text and subject matter requiring a more casual feel than the formal look of serifed types. Serifed fonts are the overwhelming typeface choice for lengthy text printed in books, newspapers and magazines. For such purposes sans serif fonts are more acceptable in Europe than in North America, but still less common than serifed typefaces

Aun así, de elegir una tipografía con serifs, es dable quedarse en las estándars (Times New Roman, Georgia y similares) sin derivar en las tipografías de época o estilo que son terriblemente molestas para leer.




2) Espacio entre párrafos

El acuerdo no menciona espacio entre párrafos, pero es bueno dejarlo para organizar la lectura. Es prudente dejar de 4 a 6 puntos entre párrafo (a continuación del párrafo).

Dos muestras. Una, sin espaciado y la otra con.

Mal:


Ideal:


Desastre:


¿Cómo?

En Word hay que ir al menú Formato y luego a "párrafo". Allí definir los valores de "espaciado" anterior y posterior.



En Pages (iWorks) hay que utilizar el mismo "Inspector", en la solapa de formato tipográfico y cambiar el espacio "Antes del párrafo" y "Después del párrafo".



Links:
  • Acuerdo 2514 - Se puede ver acá.
  • Sobre los Serifs - Acá.
  • Elección de tipografías a la hora de ahorrar tintas. Ver acá.
  • Increíble tutorial sobre "musical handfarting" acá.
  • Para que escribir sea un placer y las tipografías se vean hermosas en pantalla, acá.




25 comentarios:

Tomás Marino dijo...

Si alguien conoce las regulaciones de otras provincias, no dude en comentarlas o linkearlas.

bibliolex dijo...

Excelente post, me encantó super práctico y detallado. Muy buen tutorial, en especial en lo referido a los "margenes simétricos".

Tomas como complemento de éste articulo y porque creo se relaciona, aporto un tip para ahorrar tinta que leí esta semana y me pareció interesante:
La tipografía sin serifas que menos gasta es la Garamond. Para mas información (en donde se muestra una muy lograda infografía) leer mas al respecto en http://www.puntogeek.com/2009/07/20/ahorrar-tinta-eligiendo-la-tipografa/

Saludos, POK

Tomás Marino dijo...

Genial. Ahi lo agregué a los links.

Mil gracias.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

Comparto el comentario de bibliolex, sin duda es de gran utilidad el post.
Solo una cosa quería consultarte, en la parte en que hablas de los párrafos, ya que no se dice nada al respecto en el acuerdo, no sería conveniente no dejar espacios en blancos para evitar una posible adulteración. Digo esto porque he visto algunos documentos en los que al terminar un párrafo se rellena la línea asi ------------- como en los cheques, pero soy un inexperto en el tema y es por eso que lo planteo.
Más alla de eso el post realmente me parece muy bueno. Saludos.

Tomás Marino dijo...

Tu duda es muy válida anónimo. Y la aclaración no es menor.

Los claros no están bien vistos pero cuando éstos son excesivos. He visto muchos abogados que en la urgencia imprimieron de una sola faz o les ha salido un agujero en blanco y sí, generlamente con birome se hace una raya en diagonal para dejar en claro que ese espacio no tiene valor alguno.

El acuerdo, en su artículo décimo le prohibe las líneas en blanco a las resoluciones judiciales, pero nada dice respecto de los escritos de los auxiliares de la justicia.

Creo que con 5 o 6 puntos que se pongan entre párrafo y párrafo nada puede sospecharse ni adulterarse; más aun, es una gran ayuda a la visual de un texto.

En mi corta experiencia. Nunca vi que rechacen un escrito por tener un espacio entre-párrafos demasiado grande.

Saludos.

L! dijo...

Excelente post. Coincido en todo, tanto en lo que respecta al cumplimiento estricto de estos parametros, como a las sugerencias de sentido comun. Creo que el espaciado entre parrafos facilita mucho la lectura.
Hay personas que no entienden que la normalizacion es necesaria en algunas cosas. Estas reglas en los escritos judiciales vendrian a ser como las medidas de las llaves, los tornillos y las tuercas para ingenieros y mecanicos. Pero los abogados son mucho mas piolas, y cada uno hace lo que quiere.
Es para reflexionar.
Una duda: no puedo encontrar la norma que establece la medida del papel en la justicia nacional, si alguien la tiene seria bueno saberlo.

fahirsch dijo...

Excelente explicación para cualquiera.
Un comentario sobre justificación de márgenes, que quizás no sea válido para escritos de abogados (no soy abogado):
Conviene siempre silabear ya que evita los espacios blancos entre palabras en cada linea. Por supuesto que hay que usar el idioma en el que se escribe.
No mencionado en la nota:
Comience con una hoja vacía, configure y luego salve el documento como plantilla. Póngale un nombre para poder elegirla entre otras, a menos que quiera que sea la normal.
Otra sugerencia previa a la anterior:
Configure Word (o el procesador de texto que use) para que guarde las plantillas en Documentos (o Mis Documentos). Para que cuando haga un backup de sus documentos también tenga el backup de las plantillas.

Tomás Marino dijo...

Ahí agregué la división de palabras. Lo de las plantillas lo haré luego con tiempo, por que voy a tener que revisar el Word, que hace rato no lo uso.

Buena onda los aportes. La idea es que quede un tutorial completo.

Saludos!

Zaratustra dijo...

Tomñas cada día me sorprendo más por tu paciencia.
Te felicito por los varios "post-herramientas" ( de utilidad y aplicación para el lector) que fuiste haciendo en el blog.
Te leo desde el comienzo y es increible como fuiste avanzando en calidad y cantidad en las entradas.
Hay varias cosas que no comparto y muchas otras sí, pero de eso se trata.
Un aplauso, en poco tiempo ya se puede decir que sos parte de la escena "blogs jurídicos".

Tomás Marino dijo...

Zaratustra, gracias por tus palabras; siempre vienen bien.

Espero cumplir expectativas y sentite libre, si deseás, de discutir en los comentarios cualquier cosa en la que pienses distinto.

Siempre está bueno armar debates.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

que hay de la presentación es mejor hacerlo a una cara o a dos caras, pues algunos juristas consideran que es imperativo realizarlo a una cara pues sostienen que es mala educación presentarlo a dos caras y esta el precepto de seguridad que a fin de que no se añada ningun comentario lo suscriben a dos caras me gustaria conocer su opinion y si me pueden reenviar a la dirección que adjunto ekoppel@senplades.gov.ec

Tomás Marino dijo...

Anónimo:

Ignoro qué dirán en tu país, pero aquí en Argentina es practicamente unánime la opinión (y las normas, en algunos casos) que indican el uso tanto del anverso como del reverso de las hojas.

No hay razón para considerar "mala educación" a tal criterio. Por el contrario, es un criterio que hace a la economía de espacio (basta pensar que de un día al otro se dupliquen los tamaños de los expedientes), de dinero (duplicar el costo de las resmas), de recursos (el papel hoy día no es algo que se considere un recurso del todo amigable como para andar desperdiciándolo), etc.

Por lo de reenviar la opinión, te lo debo. La lógica del funcionamiento de los blogs es que tu entres a cada uno de ellos y mires si tus comentarios han obtenido respuesta o no.

Te recomiendo leer sobre los blogs acá: http://es.wikipedia.org/wiki/Blog

Siempre tienes abierta la opción de subscribirte vía RSS a las entradas o los comentarios de este o cualquier otro blog.

Saludos.

Jorge dijo...

Lo paradójico es que muchas veces agarramos un expediente y son los oficios de ORGANISMOS OFICIALES los que no respetan ni el tamaño del papel, de tipografia, de interlineado, absolutamente de nada.

En fin. Excelente post.

Jorge

Anónimo dijo...

Muchísismas gracias por la información, ralmente me ayuda!!

Saludos.

Paula.

Anónimo dijo...

jajaja, escribí cualquier cosa, tengo sueño. Bueno, eso, gracias!

Paula.

Boris Chicarpo dijo...

Hasta donde tengo entendido (estudié en La Plata), la acordada 2514 permite solo dos fuentes: times new roman o arial.
No sé si me equivoco. Pero en todo caso debe ser una norma complementaria.

Tomás Marino dijo...

Boris: la SCBA no dice nada al respecto. La acordada es del año 92 y dudo realmente que el PJ trabaje con computadoras en aquél entonces.

En el Poder Judicial yo he visto todo tipo de tipografías. Una vez vi un memorial en Comic Sans.

Nico dijo...

Tomás, sólo para actualizar el post (veo que el ultimo comentario tiene casi un año) para la justicia "Nacional" está la Acordada 17/12/1952 (sí, 1952), denominada "Reglamento para la Justicia Nacional" que he visto citada en varios casos. Trae poco sobre escritos, pero quizás valga la pena tenerla en cuenta, arts. 46 y 47.
Finalmente, también está la acordada de la CSJN sobre la forma de presentación de los escritos interponiendo recurso extraordinario, la 4/2007.

Gustavo, profesor de Práctica Forense de la UBA dijo...

Buscando cantidad de líneas por página ó cara (se aplica en Capital, 25 ó 27 según fuero pero no me acuerdo qué acordada para cada uno y es lo que estoy buscando) encontré este blog, muy explicativo. Para ámbito comercial en Capital hay algo sobre presentación en el art 91 del reglamento para la justicia comercial de la capital: hoja oficio y espaciado doble. Y nada más.

Dra,FABIANA GUGLIOTTA dijo...

Y que pasa ahora con la moda del papel reciclado que tiene un color medio agrisado. Se podrá usar?

Tomás Marino dijo...

Gracias por los datos sobre la justicia nacional. Y sí, la diferencia más evidente entre la justicia nacional (para los provincianos, léase su versión federal) y la ordinaria es que allí usan hojas oficio. En provincia algunos abogados usan hojas oficio sin saber que probablemente ese fleco de papel que sobra (la diferencia entre una a4 y una oficio es ciertamente mucha) va a terminar rompiéndose. Y muchas veces es ahí donde está inserto el cargo.

Fabiana, en mi opinión si el papel es lo suficientemente claro como para hacer fácil la lectura y tiene una resistencia igual o superior a la que la Corte pide por vía de acuerdo, es posible utilizar formas ecológicamente más amigables de papel. Creo que el papel debe cumplir dos funciones básicas: ser legible y perdurar en el tiempo soportando el trato típico que tiene el expediente.

Pero claro, si el letrado usa las hojas que su hija sacó del taller de "papel reciclado" y tienen un color hormigón, creo que bien puede salirle un despacho intimándolo a que cumpla el acuerdo con hojas propias de la práctica forense que el abogado no puede desconocer.

Anónimo dijo...

Excelente pagina para todo abogado en capital federal

Anónimo dijo...

como se confecciona el sobre de presentacion de la demanda? Las indicaciones tambien están en la acordada?

Hercules dijo...

Te felicito por el trabajo que te has tomado para escribir este post. Llegué por casualidad y realmente me sorprendió el detalle con que lo hiciste y lo prudente de tus comentarios.

Anónimo dijo...

Muchísimas gracias. Me vino muy bien toda la explicación, muy clara y práctica.

Publicar un comentario en la entrada