Recent Posts

domingo, 17 de julio de 2011

Y un día me recibí de abogado.

.
Rocky también está feliz.
Finalmente, un 15 de julio de 2011 terminé la carrera de "Abogacía" en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

Fueron 5 años y cuatro meses, para ser exacto.

No quiero decir que “soy abogado”. No sólo para evitar que algún fiscal actúe de oficio en los términos del 247 segundo párrafo del código penal, sino porque —en rigor— ahora debo esperar el trámite del título universitario; más luego hacer la jura en el Colegio de Abogados de mi ciudad, y completar algunos cuantos formularios por aquí y por allá (la tortuga de Mafalda).

Digo más: estoy legalmente imposibilitado de ejercer la abogacía.

Es que el art. 3 inciso “d” de la ley 5177 de la Provincia de Buenos Aires dice que trabajar en el Poder Judicial es un supuesto de incompatibilidad absoluta con el ejercicio de la abogacía, lo cual es bastante lógico y previsible ya que no se puede estar de los dos lados del mostrador. Sin embargo —dice el art. 5—  puedo litigar “en causa propia o de mi cónyuge, padres e hijos, pudiendo devengar honorarios, con arreglo a las leyes, cuando hubiese condenación en costas a la parte contraria”. Mis hermanos, entonces, que se consigan su propio abogado. Puedo abogar por mis propios líos y los de mis padres e hijos.


Ya algo había comentado en otras entradas de que mientras cursaba la carrera descubrí que no me interesa mucho “ser abogado”. La administración de justicia y el estudio de algunos aspectos específicos del fenómeno jurídico me ha llamado más la atención que litigar por intereses ajenos. Las razones y los nexos causales de tales preferencias, quedan para otro momento. Ni yo los tengo muy claros aún.

Me han comentado vía twitter a propósito del nombre del blog; era una suerte de condición resolutoria que ahora ya está cumplida. Pero tal como explicamos acá, lo vamos a dejar y el blog va a seguir.

En fin, voy a ir haciendo un sumario en números y curiosidades de mi paso por la carrera de grado.


La carrera:

Inscripción: Me anoté en el final del año 2005. El trámite fue muy sencillo y lo hice contento. Es mi segunda carrera y aun tenía muchas ganas de estudiar.

Comienzo: la primera vez que ingresé a un aula fue sobre finales de marzo de 2006, año en que comencé oficialmente las cursadas. Llegué tarde y me olvidé de cerrar la puerta cuando entré. Me llamaron la atención por ambas cosas. Todo mal. Esa profesora, hoy día, es mi amiga y fue quien primero me llamó a participar de un seminario de lectura, a un grupo de investigación y más luego a ser ayudante alumno en una de sus materias.

Materiales de estudio: llevaba un cuaderno Rivadavia con unos números enormes de colores como portada y un par de bics trazo grueso. Trataba de tomar nota de todo. Después me acostumbré y fui más selectivo. Me amigué rápidamente con los programas de las materias. A la mitad de la carrera ya cambié definitivamente por mi Macbook blanquita de 13". Era el único que llevaba notebook a la facultad y me miraban raro. Hoy ya es más común.

La materia que más odié cursar, rendir y estudiar: Derecho de Familia.

La materia que más me gustó: probablemente la parte general de Derecho Penal, Teoría General del Derecho y los dos primeros civiles: parte general y obligaciones.

Tiempo total: 5 años y un cuatrimestre.

Cursos por cuatrimestre: En promedio tres. Hacía cuatro cuando sumaba un seminario e hice una en algún cuatrimestre por razones personales. Pero casi siempre tres.

Trabajo: Trabajé durante toda la carrera. Di clases de música los primeros dos años y medio. Luego, a partir de la mitad de la carrera, ingresé al Poder Judicial, donde actualmente trabajo. Como todos, pasante, trabajando gratarola y luego esperando ser nombrado. Lo de siempre.

Materias libres: sí. Di tres cursos libres. Lógica jurídica, Sociología y Filosofía del Derecho.

Exámenes rendidos. Contando a cada materia libre como un único final y sin contar materias donde las evaluaciones consistían en trabajos prácticos integrales, rendí un total de 61 exámenes. De todos ellos, 42 fueron escritos y 19 fueron orales. En la generalidad de los cursos hubo dos parciales.

Siempre preferí rendir oral. Escribo muy lento y me llevo mejor con la parla que con la pluma.

Los porcentajes son claros. Y eso que me anoté preferentemente en cursos donde los exámenes fuesen orales. En la generalidad de las materias siguen dando prioridad a la evaluación escrita por sobre la oral.

Primera y última: empecé conjuntamente con Teoría General del Derecho y Derecho político en el año 2006 y me recibí rindiendo Derecho Internacional Privado y la Práctica Procesal Penal.

Recuperatorios: Por suerte, de los 61 exámenes que rendí, sólo tuve un único traspié. Únicamente en un examen de Derecho Internacional Público. Fui con poca preparación y me preguntaron la declaración del presidente de la Conferencia de Canberra de 1980 (en cuyo seno se dio forma a uno de los acuerdos que forman el Sistema del Tratado Antártico: la Convención para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos de Canberra 1980) y que refería a las islas Kerguelén y Crozet,  pertenecientes a Francia. Jamás había leído nada sobre esa declaración (estaba en mi desafortunada lista de "ya fue, esto no lo van a tomar"), por lo que saludé y me fui a almorzar. En el recuperatorio repunté explicando todo el fallo de las pasteras, entre otros temas.

Promedio final: sin haber aplazado ninguna materia, el promedio me quedó estanco en 8,34 .

Es curioso ver la evolución:
Arrancamos a todo trapo en un falso promedio de nueve. Bajamos a la realidad, mejoramos un poco y luego al comenzar a trabajar en el Poder Judicial el tiempo escaseó y bajamos un poco. Al final, subimos y quedamos en un muy digno ocho con treinta y cuatro.

El resultado final: con algún kilo demás producto del maldito sedentarismo y con un feo olor proveniente de una mezcla de cuyos componentes prefiero no saber nada.



Ahora, a festejar y seguir estudiando.

.

28 comentarios:

JimeCanch dijo...

Te Felicito!! :) Saludos!

Anónimo dijo...

Te faltó escribir sobre como repartiste tus tiempos.

Descontando dormir y comer caminando, poner promedio de horas de estudio por dia y hs de trabajo.

Digo, porque no me cierran las cifras. O dormias 4 hs por dia, o tu trabajo era de 6 hs o menos, o que se yo.

Valoro la gente que estudia con regularidad y trabaja. Es admirable. Pero 5 años y 1 cuatrimestre...

Yo curso en Cordoba, en la Nacional. Acá son 6 años apretaditos bien ahí ahí...con suerte y ganas.

Un tema que me causó mucha intriga y curiosidad siempre, desde que me intereso por el derecho, fue el haber escuchado de varios politicos, abogados, profesores de derecho que algunos duraron 3, 4 o 5 años estudiando!!

Contá tu experiencia al respecto. Seria útil para los que todavia estudiamos.

Ignacio.

Ah! otro tema. Comparando la foto con la otra del perfil, y el resultado fisico... cual es la mejor postura para estudiar y que tipo de silla aconcejas?

Saludos.

Tomás dijo...

Ignacio,

El tema de los años es relativo; depende del tiempo y capacidades de cada uno además de la universidad en la que estudia y el plan de estudio.

Hay privadas en las que la carrera es más corta y tal vez rindiendo muchas materias libres se pueda dar en 3 años. Yo tampoco, al igual que vos, me imagino cómo eso es posible.

No sé si los números no te cierran, pero el poder judicial —al menos en la Provincia de Buenos Aires— trabaja 6 horas. La rutina es previsible: se trabaja hasta que termina el horario judicial, se va a cursar, se vuelve a casa a estudiar y dormir.

Sobre lo último no lo entendí. Tampoco logré entender si era alguna suerte de chiste. Pero sí, la facultad me sedentarizó y engordó, cosa que ya mismo estoy intentando revertir. ¿Silla? Compré una en carrefour muy pituca que me mantiene la espalda bastante derecha.

Saludos.

ABovino dijo...

Estimado Tomás:

Mis más sinceras felicitaciones por tu graduación. Pero mayores felicitaciones por tu "trabajo" como estudiante.

Gracias por este blog que nos ha hecho —y nos hace— pensar a todos.

Gracias por haber producido la chispa que generó un debate que aún no ha terminado sobre la enseñanza del derecho, el maravilloso término del "Abogado Que Da Clase" (AQDC).

Y, sobre todo, gracias por enseñarnos a los profesores todo lo que podemos aprender de los estudiantes; también agradezco especialmente que me hayas honrado con tu amistad.

Un gran abrazo de un AQDC

Jorge L. Bilbao dijo...

Tom! Ya te felicite via MSN, la verdad que excelente carreron te mandaste.

Me hubiera gustado conocerte antes porque la verdad que es un gusto charlar con vos y escuchar tus experiencias.

Un abrazo

Aida dijo...

Felicitaciones!! no nos conocemos pero leía tus comentarios y pensaba en cuánta razón tenías respecto a lo que nos contabas. Soy de las que siguió la carrera, de las que se orientó en derecho penal y aun hoy me cuestiono la cantidad de cosas que vimos, el modo en que algunos profesores nos dieron las clases... justamente hasta esa reflexión tuya vinculada con mas cantidad de exámenes escritos que orales... pensaba en la poca formación que nos dió la facu, al menos la UBA, en lo práctico, en aprender a cobrar honorarios... también pensaba en la tarea que tenemos los que practicamos la docencia. Se aprende de cada alumno mucho mas de lo que la propia facultad puede brindar. En lo personal vivo replanteandome la profesión, me dediqué mas a la investigación y creo que me gusta mas que litigar!! sin dudas. Muchos éxitos en tu camino y tenés todo por delante. Lo importante, para mi es ser crítica todos los días, colaborar en la construcción de la realidad desde cada lugar que nos toca. Adelante con todo y muchos éxitos!!!

Anónimo dijo...

Si, porque cuando llevas el sedentarismo como costumbre, al menos yo, empecé a preguntarme por las sillas y la postura.

El sedentarismo del que hablaste y las sillas que pregunté. Esa es mi relación.
O solo yo me estuve preguntando sobre esto? jaja.

Sigo el blog, y respecto de otros consejos sobre la carrera sé que escribiste de todo. De sillas no.

Es un dato nomás. Cuando te empiezan a sonar las vertebras, los musculos de las piernas, ahi.

Lo del horario judicial, es cierto. Se trabaja desde que comienza hasta que termina. Touché.

Te felicito. Por haber logrado la carrera y el trabajo juntos. Tiene mas sal asi.

Ahí nos leemos.

Ignacio.

Anónimo dijo...

Ah no, esperá!

De sillas si escribiste.

"silla del carrefour" me sonó conocido!

Tomás dijo...

Igual solo pitucas. En cuanto a calidad, las sillas de carrefour son lo menos de lo menos. Duran lo que un suspiro.

Nano dijo...

Esas sillas de Carrefour son cualquiera, te hamacás un poquito y se parten al medio ;).

Tomás dijo...

Algún día voy a hacer un sumario de mi top 5 o 10 de elementos útiles para estudiar. El atril y la silla van a estar, sin duda.

Lo malo es que mi silla de Carrefour, por derecha que mantenía mi espalda, fue destruída por Nano (cuyo comentario me precede) quien ante mi "nano, no te tires muy atrás, que no aguanta" hizo caso omiso, realizó la maniobra prohibida, y pumba. Partió en dos una de sus patas.

De allí que no recomiendo las sillas de Carrefour y por ello su emoticón simpaticón.

Anónimo dijo...

Felicitaciones! (de nuevo, ya te felicité vía twitter)
Gracias por el blog que fue uno de los empujoncitos que necesité para decidirme a empezar la carrera y ahora después de terminar el primer cuatrimestre me empiezo a sentir un poco más identificada, espero que lo sigas y que me vaya acompañando todos estos años. Espero algún día yo también por decir que terminé la carrera de "Abogacía"
Muchos éxitos
Saludos
Lucía

Anónimo dijo...

Bien, pibe.
te leo cada tanto y me intereso siempre tu blog.
Eso si , la foto de cuando entraste, lade tu blog t la de tu rcibida, son de tres personas distintas, ahora ocupate de vos, va con onda jajajajaj.
Enric

Tomás dijo...

En mi defensa, la foto de las guitarras es bastante anterior, como del 2002.

Pero sí, la facultad me quitó estado, algo de pelo y me dio unos kilos.

Ya estamos trabajando en ese departamento. Ja.

Fernanada dijo...

Felicitaciones!Muy interesante y divertido tu blog! Me sentí muy identificada!Es admirable que hayas podido estudiar y trabajar al mismo tiempo,yo ágata puedo con una sola cosa!

Javier Pallero (Karmakiller) dijo...

Felicidades, troesma. Un gran abrazo desde Cordoba y disfrutaloooooo!!!

@frannjimenez dijo...

Tomás:
Sigo el blog hace mucho, pero es la primera vez que comento.
Te felicito por tu logro, que es el fin de una etapa y el comienzo de otra más grande.
Aprovecho para decirte que el blog es muy bueno y útil para los que estudiamos derecho. Yo lo aproveché en cosas como bibliografía que has recomendado y otras como la implementación del atril de lectura que me cambió la vida jejej
Te mando saludos y espero que sigas estudiando como hasta ahora.
Un abrazo.

Eugenia dijo...

Felicitaciones! Con la carrera que hiciste, la pinta es lo de menos.
pd: yo también tengo una silla de carrefour.

@TakaConDaga dijo...

Mortales los comentarios sobre tu aspecto!

Muchas felicitaciones, que siga el blog!

Jorge L. Bilbao dijo...

Releyendo la entrada, me di cuenta que no estoy de acuerdo en algo (aunque se que hay miles de argumentos en la vereda opuesta); el "bloqueo" de matricula, primero que el dinero que perder en relación a lo que te pagan, para mi, es mucho.

En otro aspecto, por ejemplo tanto vos como yo trabajamos en el fuero civil.. ¿Que obstaculiza a ejercer en el fuero penal por ejemplo?

Me parece mas sensato el bloqueo de otros organismos... Por ej: Concejales, Intendente, empleados del BAPRO, etc....

Anónimo dijo...

la verdad, todo un ejemplo a seguir! felicidades!!!

Agustin Arechavala, Estudiante De Derecho UBA dijo...

Dijo: "La administración de justicia y el estudio de algunos aspectos específicos del fenómeno jurídico me ha llamado más la atención que litigar por intereses ajenos."

No vas a litigar por intereses ajenos, que tu cliente salga victorioso es tu máximo interés al igual q se haga justicia. del primero vas a recibir un honorario, del segundo satisfacción.

Anónimo dijo...

Te felicito! Este es el tercer año que transito por los pasillos interminables de la facu de Derecho, ubicada en figueroa alcorta y pueyrredón. Pensando en mi larga caminata que aún me queda el doble de tiempo. Pero pasa tan rápido que aún recuerdo como si fuera ayer, cuando terminé el CBC.
Salud!

Anónimo dijo...

QUE LINDO!! voy a cumplir 40 y nunca me anime a estudiar derecho, es mi frustacion, cosas de la vida!! los años de estudio daran sus frutos pronto! felicidades

Anónimo dijo...

te felicito!!! es muy bueno promedio ya te lo habran dicho seguro! yo recien voy a empezar este año y no se absolutamente nada de derecho, lo cual seguro se me va a hacer muy dificil, tambien trabajo y digamos que ya tengo 33 años no es lo mismo empezar a los 18 pero bueno las ganas estan! suerte!!!

Anónimo dijo...

hola! que bueno ver que hay gente de mas de 30 que se anima estudiar!! yo tengo 38 y empiezo el cbc. Con dos hijos, un adolescente de 14 y un pequeñin de 2 años, toda una revolucion!! es el sueño de mi vida! no quiero dejar pasar mas tiempo, es verdad que quizas cueste mas , pero tambien tiene varias cosas a favor, años vividos, experiencias , lecturas, organizacion. Por suerte mi esposo me apoya, y trabajo por mi cuenta una vez a la semana, lo que mas tiempo y dedicacion me lleva son mis hijos, pero ya habra forma de organizarse, esta vez no pienso poner excusas!! adelante a todos los que quieren estudiar!!!
gracias por lo publicado en el blog es de gran ayuda!!
nati

Anónimo dijo...

Hola tomas, la verdad que me encanto tu nota, es la primera vez que leo algo tuyo y no va a ser la ultima, para algunos que todavía estamos viendo que estudiar y que seguir de carrera esto me sirvió muchisimo y te lo agradezco, estoy por terminar la escuela y soy una de las pocas personas que todavía no se decidió que seguir, me cuesta bastante ya que nadie nos preparo para esta odisea que va a llegar y el miedo que se siente al preguntarse que pasa si no me gusta si no me siento cómoda, creo que por algo que seguiría seria por el esfuerzo de mis padres ponen día a día en mi caso, pero bueno te lo agradezco y ojala sigas bien con tu vida, saludos cami.

Anónimo dijo...

Hola tomas yo me recibí el lunes pasado y empece a buscar consejos de como empezar la profesión y llegue a tu blog. jaja nunca tuve una silla pituca de carrfour es cierto que cuando entras escribís todo lo que dices y después sos mas selectivo y cuando adquirís el abito de estudio te resulta mas fácil me acuerdo una vez rendí penal libre y la saque después de todo un verano estudiando y una chica me pregunto como me fue le dije bien y me dijo que suerte, yo dentro mio dije no fue suerte estudie mucho todo el verano.. un profesor de sociología una vez nos dijo no se si existe la suerte a veces es necesario ayudarla! pero bueno tus consejos me hizo acordar a todo lo que fui pasando

Publicar un comentario