Recent Posts

viernes, 2 de mayo de 2008

Mandamientos


Eduardo Juan Couture (1904 - 1956 Uruguay) fue uno de los grandes exponentes del derecho procesal latinamericano, quizás uno de los más grandes que haya dado esta parte del globo. Hoy queremos compartir una de sus enseñanzas: los mandamientos del abogado.

1. ESTUDIA

El derecho se transforma constantemente. Si no sigues sus pasos, serás cada día un poco menos abogado.

2. PIENSA

El derecho se aprende estudiando, pero se ejerce pensando.

3. TRABAJA

La abogacía es una ardua fatiga puesta al servicio de las causas justas.

4. PROCURA LA JUSTICIA

Tu deber es luchar por el derecho; pero el día en que encuentres en conflicto el derecho con la justicia, lucha por la justicia.

5. SE LEAL

Leal con tu cliente, al que no debes abandonar hasta que comprendas que es indigno de ti. Leal para con el adversario, aun cuando él sea desleal contigo. Leal para con el juez, que ignora los hechos y debe confiar en lo que tú dices; y que, en cuanto al derecho, alguna que otra vez debe confiar en el que tú le invocas.

6. TOLERA

Tolera la verdad ajena en la misma medida en que quieres que sea tolerada la tuya.


7. TEN PACIENCIA

En el derecho, el tiempo se venga de las cosas que se hacen sin su colaboración.

8. TEN FE

Ten fe en el derecho, como el mejor instrumento para la convivencia humana; en la justicia, como destino normal del derecho; en la paz, como sustitutivo bondadoso de la justicia. Y sobre todo, ten fe en la libertad, sin la cual no hay derecho, ni justicia ni paz.

9. OLVIDA

La abogacía no es una lucha de pasiones. Si en cada batalla fueras cargando tu alma de rencor, llegará un día en que la vida será imposible para ti. Concluido el combate, olvida tan pronto tu victoria como tu derrota.

10. AMA TU PROFESION

Trata de considerar la abogacía de tal manera, que el día en que tu hijo te pida consejo sobre su destino, consideres un honor para ti, proponerle que se haga abogado.


¿Peca de idealista Couture? ¿O propone algo que aunque difícil, podría lograrse? Todo puede debatirse, lo cierto es que tan distintas serían las cosas si esos "mandamientos" fuesen la regla del día a día del abogado (y del estudiante, ¿por qué no?).

3 comentarios:

Tomás dijo...

Me quedo con tu último párrafo Nicolás.

Fijate que frente a los discursos morales (etiqueta que bien cabe a éstos mandamientos) hay dos visiones: aquél que las considera formidables y un buen plexo valorativo para regir su vida profesional; o quien las lee como una tontería romanticona que en nada se condice con las sanas reglas de la jungla tribunalicia y las normas que verdaderamente rigen la profesión (la llamada univerdidad de la calle)

Había un programa de tele que terminaba con un Vos: ¿de qué lado estás?

Y sí, hoy me desperté maniqueo.

Alfonso dijo...

Hola que tal :) tambien soy estudiante de derecho, no en Argentina, estudio en Peru y tenia almacenado hace ya algun tiempo su blog en mi cuenta de google reader. Y hace poco empece a leer su blog y me parece interesante. Toca temas precisos y fundamentales para la vida de todo estudiante. Justo me acuerdo del maestro uruguayo Couture. Fue muy ameno e interesante leerlo en Teoria General del Proceso (curso de mi universidad). Pero no me acuerdo de haber leido estos 10 puntos que apuntan. :)

Saludos desde Peru, los seguire de vez en cuando.

=)

Alfonso

VLPIANVS dijo...

Clásico e imperecedero el excelente decálogo de Couture. Lo único que he leído de él fueron sus diez mandamientos y me impactaron. No todas son reglas morales. La de estudiar no por nada fue la que puso en primer lugar. Estudiar, pensar y trabajar, nunca dejar de hacerlo ya desde estudiante. Tener paciencia es mas que fundamental. Destaco que me parece que el noveno mandamiento empieza diciendo que la abogacía "ES" una lucha y que por eso hay que olvidar derrotas y victorias; acaso haya un "no" que esté de mas. Excelente recuerdo, gracias !

Publicar un comentario