Recent Posts

miércoles, 7 de mayo de 2008

El plan de estudio de abogacía y los centros de ¿estudiantes? de la UBA


Hagamos un ejercicio de imaginación. Pensemos en la siguiente situación:

… Un buen día en un aula de alguna Facultad de Derecho, en la clase de Derechos Reales, imaginemos, la profesora, siguiendo el cronograma de clases preparado por la titular de Cátedra (que en realidad ni se acuerda que tiene muchas comisiones a su cargo), empieza a dialogar con los alumnos introduciendo el tema del viejo principio romano que establece que nadie puede trasmitir un derecho mejor, ni mayor, del que detenta al momento de la transmisión del mismo. Imaginemos ahora que un alumno levanta la mano y se queja. Al preguntarle la profesora cuál es su inquietud, el alumno responde que ese tema debería verse más adelante, que es difícil de comprender, que debería dejarse como última bolilla. La profesora intenta explicarle que ello es en vano, y que siendo la última bolilla de la materia las acciones reales, no podrá comprender éstas sin comprender de qué se trata el principio romano que ella intentaba explicar. El alumno no contento con ello, se marcha de la clase disgustado. Algunos días después, empieza a repartir volantes, folletos, realiza asambleas, para demostrar que la profesora está equivocada, y que el cronograma en realidad debía ser como los alumnos lo creían debía ser…

¿Puede un alumno enseñarle algo a un profesor? Sí. Seguramente que sí. Una infinidad de cosas podría aprender un profesor de un alumno. (De hecho esto consta simplemente del ver el post anterior de Tomás). Reformulando la pregunta: ¿puede un alumno enseñarle cómo debería armar el cronograma de la materia, en el ejemplo, derechos reales, al profesor? Yendo un poco más allá: ¿pueden los alumnos modificar, o impedir que se modifique, un plan de estudio de toda la carrera?

En noviembre del año pasado, la autoridad competente de la Facultad de Derecho de la UBA dictó una resolución con la cual se modifica (otra vez) el plan de estudios de la carrera que nos compete. ¿En qué se diferencia con el plan 2004? Ni agrega ni saca materias del programa, pero sí hace un vuelvo rotundo en las correlatividades.

El plan de estudios 2004 (todavía vigente), podríamos decir, se basaba en la siguiente premisa: si la carrera de derecho son, supongamos 40 materias, si uno aprueba las 40 se recibe de abogado, sin importar el orden en que esas materias se aprueben (salvo una limitada gama de correlatividades). Así, entonces, uno rinde Derecho Constitucional sin haber rendido Teoría General del Derecho, o en Derecho Procesal como ejercicio práctico (y esto lo veo como ayudante alumno) hacen demandas sobre un caso pre-establecido (accidente de tránsito) sin en realidad tener la más pálida idea de qué es la responsabilidad civil, que es el daño, etc. Ni hablar de cursar Derecho Penal y Procesal Penal sin haber cursado Derechos Humanos, Derecho Constitucional, Teoría General del Derecho, etc. Y así las incongruencias son varias. La idea es entonces, acumular materias, sin importar el orden. Importa la cantidad, y no la calidad.

Ahora bien. Tenemos un nuevo plan de estudios (todavía no vigente, y cuya irretroactividad a alumnos que ya cursamos con el plan anterior según se comenta es casi un hecho, lo cual en sí no está mal, y no hace falta que me expida sobre este punto). ¿Cuál es la reacción del estudiantado en general? Asambleas, reuniones, fortuna en papelitos, gente que grita con el megáfono por los pasillos. No hace falta que me explaye, cualquiera que curse en Figueroa Alcorta lo puede corroborar fácilmente.

¿En qué se basa este nuevo plan de estudios?

En el plan 2004 uno en su primer cuatrimestre podía cursar las siguientes materias: Teoría Gral. Del Derecho, Teoría del estado, Derecho Civil (parte general), Derecho Penal y Procesal Penal, Análisis Económico. A su vez, una vez cursado Civil Parte General uno ya tenía acceso a materias como Derecho Comercial, Obligaciones Civiles y Comerciales y Procesal Civil.

El cambio ahora es rotundo en esa parte del cronograma. Se elimina Derecho Penal como materia de entrada a la carrera, y sus correlativas anteriores ahora son varias, a saber: Derecho Constitucional, Derechos Humanos y Garantías, y Teoría General del Derecho. ¿Es muy descabellado pensar que esto está BIEN?

El eje también se basa en Obligaciones, la cual es correlativa directa de Contratos, Comercial, y Derechos Reales. A su vez, para cursar Procesal Civil, va a ser necesario a su vez haber aprobado tanto Obligaciones como Derecho Constitucional.

Se cae de maduro que es un plan de estudios mejor, con sentido común. Respeta más los contenidos de las diferentes materias.

¿Pero qué sucede? Claro, Obligaciones es una materia larga, que varios caen (y con pocas cátedras robables). Y este argumento no es mío, lo dicen los propios papeles que entregan. Entonces ahora el estudiantado (en realidad los Centros de Estudiantes alternativos que se autoproclaman la voz del estudiantado) se quejan y quieren la vuelta al plan anterior. Según pude ver en los folletos que suelen entregar, ya no sólo se quejan de estas nuevas correlatividades, también lo hacen con respecto a las materias que el plan 2004 incorporó a la carrera (Ej. Finanzas públicas y Derecho Tributario).

¿A caso pueden estos individuos saber qué es conveniente para los alumnos en general cuando todavía a varios se los ve dar vueltas por las mismas aulas de la facultad, atascados en sus primeras materias?

Uno quiere creer que va a primar la razón y no el levantamiento de algunos. Uno quiere creer.


7 comentarios:

Discos Antiguos dijo...

Como va Nicolas? (y aprovecho para saludar a Tomas). Estaba dando una vuelta por los blogs de GA y RG y el primero los tenia linkeados a ustedes. Cai por aca y lei algunos de las entradas.
A primera impresion les puedo decir que esta muy buena la iniciativa. El entusiasmo y la pasion que le estan imprimiendo al blog. Espero que sigan para adelante.

Tambien soy estudiante de abogacia, en Figueroa ALcorta. Cursando tercer año.

Saludos.

nicolás dijo...

Gracias por la buena onda. De eso se trata, de poder expresarnos en esta vía alternativa que tanta libertad nos brinda. Yo estoy en la misma que vos en la Facultad.
Gracias por pasar.
Nicolás.

Tomás dijo...

Aprovecho para saludarte también ya que aprovechás para saludarme.

Me alegra saber que te parece piola la iniciativa. Cualquier crítica o participación, no dudes en hacerla.

Abrazo.

Tom.

mike dijo...

ustedes los porteños se quejan mucho. si no anda la calefaccion toman la escuela, si no les gusta el rector toman la facultad. siempre haciendo lio. no digo que sean todos iguales, pero paren un poquito con los problemas estudiantiles.
al fin y al cabo los mejores abogados surgen y viven en pequeños pueblitos.

Anabella dijo...

Estimado Nicolás

Mi nombre es Anabella y soy militante de NBI hace 6 años.

NBI, para los lectores que no estudian Derecho, es una agrupación estudiantil de la Facultad de Derecho de la UBA con 9años de trayectoria, que hace mucho tiempo desarrolla actividades académicas, políticas y gremiales en la Facultad y es la segunda fuerza de Centro de Estudiantes.

El objeto de este “comentario” es hacerte saber que los que participamos de las agrupaciones estudiantiles -voy a hablar especialmente del caso de NBI, que es sobre el cual no tengo dudas, pero mis observaciones son aplicables a otras agrupaciones- somos todos estudiantes, como ustedes, que todas las semanas cursamos entre dos y cuatro materias, que rendimos exámenes, y que, además, nos preocupamos por nuestra querida Facultad y en virtud de eso debatimos qué podemos hacer para mejorarla, para que la excelencia académica sea la regla y no la excepción, para que los profesores nos enseñen a hacer el derecho y no a repetir los Códigos, para que cuando nos recibamos -le voy a robar la frase a un docente de la facu- no seamos “tramitadores de papeles” sino abogados comprometidos con la profesión que elegimos, para hagamos de las injusticias, cada vez más justicias.

Por eso tu comentario, supongo producto del desconocimiento, acerca de los estudiantes “atascados en sus primeras materias” es, por lo menos, desafortunado.

Más de 150 antiguos estudiantes de NBI hoy son abogados, muchos de ellos son ayudantes de cátedra, “jotatepés” y adjuntos. Los actualmente 50 estudiantes que conforman NBI son todos estudiantes comprometidos con la carrera y con lo que estudian. Yo, particularmente, me recibí el pasado cuatrimestre e hice la carrera en cuatro años y medio.

Ahora bien, con relación a tu crítica a su vez, sobre nuestras críticas, debo decirte que nosotros no nos “quejamos” de las nuevas correlatividades de puro caprichosos ni mucho menos. Nuestra crítica, que no es lo mismo que queja ,radica en que que la reforma de las correlatividades ahora, y del plan de estudios hace unos años fue absolutamente inconsulta y careció de un proceso de debate previo con todos los actores de la comunidad universitaria.

Debés saber que nuestra Universidad se encuentra cogobernada, y que los estudiantes somos parte de ese cogobierno, pues bien, la Facultad, en ningún momento abrió un proceso de discusión participativa sobre el plan de estudios a reformarse con nosotros, los estudiantes.Supongo que no es necesario aclarar las bondades del debate y la participación en la toma de decisiones que afectan a más de un sector con intereses particulares.

Esa, Nicolás, es nuestra crítica, la falta de debate, de discusión y de elaboración de una reforma planificada y consensuada con todos los sectores que integran la comunidad académica de nuestra Facultad.

Nuestra crítica nunca fue el carácter de “poco robable” de las cátedras de obligaciones. Eso se lo dejamos al centro de estudiantes, que no se cansa de recomendar materias que “vienen bien” (traducción: que son un robo).

Te agrego, por último, que ni NBI ni las agrupaciones que nos pronunciamos en contra de una reforma inconsulta somos “centros de estudiantes alternativos”. Somos agrupaciones estudiantiles, muchas de ellas con un apoyo masivo por parte de los estudiantes -el caso de NBI- que nos expresamos democráticamente en el marco del Centro de Estudiantes, que por su parte, no es propiedad de la agrupación que lo conduce sino de todos los estudiantes.

Noostros también queremos creer que en algún futuro en la Facultad va a primer la razón y no la arbitrariedad de unos pocos.

Saludos

Anabella

Anónimo dijo...

hola yo tengo 13 años pero mi sueño es ser abogada quiero terminar la secundaria para estudiar

Anónimo dijo...

hola, me encantaria estudiar abogacia, pero es mucho, enrealidad no me pueden pagar la universidad... me gustaria hacer algo relacionado a la abogacia, estuve averiguando secretariado juridico, pero me quiero saber otros estudios con relacion a la misma... gracias.!!!

mAyRa...

Publicar un comentario